top of page

Huertos de paltos: apuesta por plantación en alta densidad

Este nuevo sistema de plantación se basa en disminuir la distancia de los marcos de plantación, permitiendo que se puedan establecer alrededor de 6.400 plantas por hectárea y se llegue a una producción de hasta 45 toneladas durante el primer año.





La constante búsqueda por aumentar los rendimientos y la eficiencia en el uso de los recursos ha llevado a que los productores de palta estén permanentemente buscando nuevas formas de desarrollar el negocio. Es en ese contexto, que en los últimos años la plantación en alta densidad se ha posicionado como una interesante alternativa, que promete —entre otras cosas— doblar la producción respecto al sistema tradicional.


Y es que este sistema se basa en disminuir las distancias de plantación, obteniendo así un mayor número de plantas por hectárea. “No se trata de que los árboles produzcan más o precozmente, sino que al haber mayor cantidad de plantas por superficie, se obtiene un mayor número de kilos producidos. Es todo un tema de eficiencia”, explica Francisco Gardiazábal, ingeniero agrónomo, experto en paltos y asesor de GAMA consultores.


De acuerdo al asesor, estos marcos de plantación más pequeños tienen como objetivo obtener una primera producción muy alta —entre 35 mil y 45 mil kilos por hectárea—, capaz de cubrir todos los costos directos y parte importante de los costos indirectos.


Pero, ¿a cuánto se deben reducir los marcos de plantación para ser considerados como de alta densidad? Según el agrónomo experto en paltos, en la actualidad se busca tener marcos de plantación tan pequeños como de 2.5x1.25 metros o incluso 1.25x1.25 metros, lo que permitirá plantar 3.200 plantas por hectárea en el primer caso y 6.400 en el segundo. Los marcos de plantación tradicionales, por su parte, son de 6x3 metros, de 3x3 metros o de 2,5x2,5 metros, con los que se puede plantar alrededor de 550 plantas por hectárea. Es decir, con los nuevos marcos se puede, al menos, triplicar la cantidad de plantas por hectárea, por lo que es lógico pensar que la producción será mucho mayor al haber un mayor número de centros productivos.


Y es que como explica el asesor, con estos pequeños marcos de plantación es posible llegar a producciones tan elevadas como 45 toneladas por hectárea. “El año pasado llegamos a las 33 toneladas por hectárea, pero no quedamos conformes porque aún habían muchas cosas por cambiar junto al marco de plantación, como el riego y la fertilización. Ahora que ya tenemos la cuaja a la vista, posiblemente logremos entre 40 y 45 toneladas por hectárea que es lo que obtuvimos en los ensayos de la temporada anterior. Esto ya es factible y tenemos muchas investigaciones que respaldan las producciones ambiciosas que es lo que buscamos”, dice Gardiazábal.


Para el asesor la alta densidad no sólo entrega ventajas productivas sino que además permite disminuir la huella hídrica y la de los fertilizantes utilizados en el huerto. Esto se debe a que al existir una mayor cantidad de kilos producidos por hectárea, el huerto aumentará su eficiencia en el uso de los recursos y, por ende, la cantidad de kilos de fruta obtenidos por kilo de fertilizante y